jueves, 12 de noviembre de 2009

¡LAPORTA CABRON,ESPAÑA ES TU NACIÓN!

En un almuerzo-coloquio organizado por la Fundación Catalunya Oberta, Laporta ha evitado desvelar si piensa meterse en política una vez termine su mandato como presidente del Barça, aunque sí ha reconocido que siente "cierta curiosidad" por dar este paso cada vez que lee encuestas que le otorgan una gran popularidad como posible protagonista político en Cataluña.

"Si algún día me plantease dedicarme a la política, cosa que ahora no hago, me preguntaría muy a fondo: ¿qué quiere el país, un líder o un mártir? Yo, de mártir, no tengo vocación. Y si quieren un líder, pues a lo mejor me lo podría plantear", ha reflexionado.

"Yo de mártir ya he hecho en el Barça y no me han pelado, pero ha ido de un pelo", ha comentado irónico Laporta, en referencia a los apuros que pasó cuando la oposición interna en el club impulsó una moción de censura para echarle del cargo.

Para no seguir desvelando sus pensamientos contrapuestos y la confusión que le invade siempre que se pregunta a sí mismo si está dispuesto a entrar en política, ha sentenciado: "No explicaré aquí mi comida de tarro porque no es el lugar más adecuado".

Lo que sí ha querido remarcar es que, en cualquier caso, no se "arriesgaría" a entrar en la escena política sin rodearse antes de personas de gran valía y capacidad, como las que a su juicio le han acompañado en la directiva del FC Barcelona y de las que dice haber "aprendido mucho".

"La capacidad de liderazgo sólo la puedes demostrar si tienes a personas que comparten tus ideales, te siguen y están dispuestas a jugársela y a arriesgarse. En el Barça he liderado gracias a que he tenido siempre a mi alrededor a personas mucho más capacitadas que yo", ha afirmado.
Pero en todo caso Laporta no ha escondido que el salto a la arena política le produce cierto vértigo y le impone "mucho respeto", ya que no se siente tan seguro como cuando se lanzó a por la presidencia del Barça.


"Pensaba que podía encontrar a alguien que supiese tanto como yo del Barça, pero más que yo era difícil. Me veía capaz (de presidir el club). En política no tengo esta sensación, tengo la sensación de que no sé. No he hecho nunca de político. Sí que tengo ideales, inquietudes como ciudadano, y quizá una capacidad para motivar y liderar, pero no sé hasta qué punto es suficiente como para liderar un proyecto político", ha concluido.

2 comentarios: